Cupcakes de dulce de leche

cupcakes-dulce-de-leche-1Este fin de semana he hecho cupcakes rellenos de dulce de leche y cubiertos de crema de mantequilla con merengue suizo (swiss meringue buttercream) y más dulce de leche. He hecho esta receta en varias ocasiones y tengo que decir que están deliciosos.

Ingredientes para 12 cupcakes:

Para el bizcocho:

  • 150 g de harina bizcochona o leudante*
  • 80 g de harina de repostería
  • 90 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 g de azúcar moreno
  • 2 huevos medianos
  • 1 ½ cucharaditas de extracto de vainilla
  • 100 g de leche

Para la crema:

  • 130 g de claras pasteurizadas
  • 260 g de azúcar
  • 280 g de mantequilla fría, cortada en cubos
  • dulce de leche (al gusto)

Para decorar:

  • dulce de leche
  • crocanti de almendras

*Si no tenéis harina bizcochona o leudante la podéis sustituir por 140 g de harina de repostería, 1 ½ cucharaditas de levadura en polvo y ½ cucharadita de sal.

Preparación:

Precalentar el horno a 170 ºC con ventilador.
Mezclar y tamizar en un bol los dos tipos de harina. Reservar.
Batir la mantequilla con el azúcar en el bol de la batidora hasta que la mezcla sea cremosa. Añadir los huevos uno a uno y batir hasta que se integren completamente. Después, agregar el extracto de vainilla y volver a batir.
Una vez integrado todo, añadir la mitad del bol de la harina, después la leche y finalmente el resto de la harina. Remover bien con una espátula tras cada adición.
Preparar una bandeja para cupcakes con 12 cápsulas y rellenarlas ¾ de su capacidad. Meter en el horno durante 20 minutos o hasta que al pinchar los cupcakes con un palillo este salga limpio. Dejar reposar durante 5 minutos en la bandeja y después traspasarlos a una rejilla para que se enfríen.
Una vez fríos, utilizar un descorazonador de manzanas para hacer un agujero en el centro de cada cupcake, con cuidado de no llegar hasta el fondo, y rellenar con un chorrito de dulce de leche. Después, cortar con un cuchillo la parte superior del cilindro que habéis retirado y volver a colocar en su sitio a modo de tapa.

Batir las claras con el azúcar en un bol resistente al calor utilizando unas varillas manuales. Poner a calentar un poco de agua en un cazo a fuego lento y colocar el bol encima, pero sin que llegue a tocar el agua (baño de vapor). Continuar batiendo hasta que el azúcar se disuelva por completo. Para comprobarlo coger un poco de la mezcla y frotarla entre los dedos, cuando no notéis los granos del azúcar ya estará lista. Tenéis que tener cuidado y no calentar en exceso, ya que si no las claras podrían cuajar.
Verter en el bol de la batidora y batir a máxima potencia hasta que al levantar las varillas, se formen picos firmes. Dependiendo de la batidora, puede tardar entre 10 y 15 minutos.
Cambiar el accesorio de la batidora y utilizar la pala, si vuestra batidora no tiene este accesorio tendréis que hacer este paso a mano con una espátula. Antes de esto, tenéis que aseguraros que el merengue está frío, si no es así meterlo en la nevera unos minutos. Después, batir a velocidad lenta mientras incorporáis uno a uno los cubos de mantequilla. No dejar de batir en ningún momento y cuando la mantequilla se haya integrado, subir a velocidad media y batir durante 8 minutos más. Por último, bajar a velocidad lenta e incorporar el dulce de leche poco a poco.
Meter la crema en una manga pastelera con la boquilla que más os guste y cubrir los cupcakes. Después decorar con un chorrito de dulce de leche y espolvorear por encima crocanti de almendras.

Quizás también te interese:

4 pensamientos en “Cupcakes de dulce de leche

  1. hola. quiero hacer la crema de arriba. te hago una consulta: al momento de terminarla tiene que ir a la nevera???…. o ya queda lista para colocar sobre el muffin sin que se derrita?

    • Hola Luciana. En el momento de terminarla está ya lista para colocar. Si la quieres guardar en la nevera y colocarla en otro momento, tendrías que batirla un poco de nuevo. Saludos.

  2. Hola,hice los cupcakes y me salieron deliciosos.Pero cuando hice el buttercream no estaba suficiente espeso para meterlo en la manga pastelera,lo tuve que meter unas horas en la nevera para que espesara.Me podrías decir que he hecho mal.Gracias por hacer las obras de arte que haces.Besos

    • Hola Carmen. Muchas gracias por tus palabras.
      Lo que creo que ha pasado es que el merengue no ha montado bien porque no has batido lo suficiente. Además, también es importante añadir la mantequilla fría y no dejar de batir en ningún momento, ni mientras la añades ni después, porque si no se baja. Yo lo hago con Kitchen Aid, que es una batidora muy potente, pero si tienes otra batidora lo único que tienes que hacer es batir durante más tiempo, tanto para montar el merengue, como después de añadir la mantequilla.
      Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *