GALLETAS DECORADAS 7: La manga pastelera

galletas-decoradas-mangaCómo rellenar una manga pastelera

Rellenar una manga pastelera parece que no tiene ningún misterio, pero con el tiempo he aprendido algunos trucos que pueden ahorrar tiempo y dinero.
Para las mangas pasteleras yo os recomiendo que siempre uséis un adaptador, así podréis cambiar de boquilla sin tener que vaciar la manga. Además, si envolvéis la glasa en film antes de meterla en la manga (algo que aprendí en el blog de Sugarbelle), no sólo no desperdiciaréis la glasa que siempre se queda pegada en la manga, sino que además podréis vaciarla y volver a llenarla tantas veces cómo queráis, para poder usarla con otros colores o con otras consistencias.

galletas-decoradas-manga-11. Cortar un trozo de film y echar la glasa en el centro. Doblar por la mitad y enrollar para hacer un tubo. Después, enrollar los extremos como se enrolla el papel de un caramelo y hacer un nudo a cada lado, dejando un espacio entre la glasa y el nudo.

2. Meter la parte inferior del adaptador dentro de una manga pastelera.

3. Fijarlo en la punta para que no se mueva, empujando bien el adaptador hasta el fondo y estirando ligeramente hacia dentro el plástico de la manga que queda alrededor de la base del adaptador. Después, colocar unas tijeras justo donde empieza la rosca y girar para cortar el pico.

4. Meter el film con la glasa real dentro de la manga, sacar uno de los extremos por el adaptador y cortar a ras.

5. Meter la boquilla dentro de la otra parte del adaptador y enroscarla a la manga.

…Y con esto la manga ya estaría lista para usar ya que, como el film tiene un nudo, no es necesario ni que le pongáis goma ni pinza.

Cómo usar la manga pastelera

Para decorar galletas con glasa real hay que ser bastante preciso, por eso es muy importante el modo en el que cogemos la manga pastelera. Además, una buena postura no sólo nos ayudará a hacer unos trazos más perfectos, sino que también puede evitarnos dolores tras varias horas decorando.

galletas-decoradas-manga-2

1. Para tener mayor control de movimiento, la mano tiene que estar lo más cerca posible de la boquilla, pero de modo que todos los dedos queden por encima del adaptador. También tenemos que asegurarnos de que toda la presión que ejerzamos con nuestra mano estará destinada a que la glasa salga por la boquilla y no a que suba hacia arriba. Así que para empezar, retorcer la manga justo a una mano de distancia del adaptador.

2. Para que no se desenrosque, sujetar bien la manga entre el índice y el pulgar como si los dos dedos fueran una pinza.

3. Después cerrar la mano. El pulgar evitará que la glasa suba y con los otro 4 dedos ejerceremos la presión necesaria para que la glasa salga por la boquilla.

4. Y ahora, para guiar mejor el movimiento, colocar el dedo índice de la otra mano en la boquilla, y el pulgar y los otros tres dedos sujetando la muñeca. Y esto es todo, ¡ya estáis preparados para empezar a decorar!

5. …Pero recordar que la glasa se seca fácilmente, así que cuando no estéis usando la manga pastelera, dejarla dentro de un vaso alto con la punta de la boquilla hacia abajo y apoyada en un trozo de papel de cocina húmedo.


El próximo día terminaré esta serie de tutoriales de galletas decoradas para principiantes con un tutorial paso a paso de cómo decorar una galleta.


 bandera  To translate to other languages go to the bottom of the page and click the language button.


Quizás también te interese:

3 pensamientos en “GALLETAS DECORADAS 7: La manga pastelera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *