Ramita de acebo con glasa real

galleta-acebo

La Navidad es la mejor época para hacer galletas (decoradas o no) y para este año he diseñado un modelo más. En el tutorial de hoy os voy a enseñar cómo hacer una ramita de acebo con volumen utilizando glasa real con distintas consistencias.

Para empezar tendréis que seguir el mismo proceso que se sigue para hacer cualquier galleta decorada con glasa real: hacer las galletas, hacer la glasa real, dividirla en varios boles para preparar los distintos colores y consistencias, rellenar las mangas pasteleras y biberones, y empezar a decorar. Si ya habéis decorado galletas con glasa real sabéis de qué os estoy hablando, pero si no es así podéis consultar mis tutoriales de galletas decoradas para principiantes, donde explico detalladamente todo el proceso y donde también encontraréis las recetas de galletas y de glasa real que utilizo.

Para hacer estas galletas necesitaréis:

  • Galletas de jengibre para decorar (ver receta)
  • Glasa real (ver receta)
  • Mangas pasteleras y adaptadores
  • Boquilla del número 0
  • Boquilla del número 1
  • Boquilla del número 1,5
  • Boquilla del número 2
  • Biberón
  • Punzón o palillo
  • Lápiz de grafito o rotulador de tinta comestible
  • Colorante en gel o en pasta marrón
  • Colorante en gel o en pasta verde
  • Colorante en gel o en pasta rojo
  • Colorante en gel o en pasta blanco (opcional)

galletas-acebo-11. Coger una parte de la glasa real y meterla dentro de una manga pastelera con una boquilla del número 1,5. Añadir agua poco a poco a otra parte de la glasa hasta alcanzar la consistencia de relleno y meter dentro de un biberón. Después delinear la galleta, rellenarla y esperar a que la glasa se seque por completo (durante un mínimo 8 horas) antes de seguir con el siguiente paso.
Dibujar la ramita de acebo con un lápiz de grafito (el grafito no es tóxico) o un rotulador de tinta comestible. Después teñir glasa real de color marrón y añadir agua hasta conseguir una consistencia de 15 segundos. Meter la glasa en una manga pastelera con adaptador y una boquilla del número 1 y dibujar con ella la rama principal. A continuación sustituir la boquilla por una del número 0 y dibujar el resto de ramas.

2. Teñir glasa real de color verde y añadir agua poco a poco hasta conseguir una consistencia de 12 segundos. Meter la glasa en una manga pastelera con una boquilla del número 1 y empezar a dibujar las hojas. Para que la raya del medio se quede marcada dibujar primero una mitad de la hoja y no dibujar la otra mitad hasta que la primera se haya secado. La mejor manera de dibujar las hojas es hacer una línea gruesa en el interior de la hoja y después arrastrarla con el punzón para distribuirla por el dibujo marcado con lápiz y marcar los picos.

3. Para dar más sensación de volumen en las hojas utilizar 2 tonos de verde, pero primero empezar por las hojas más claras.

4. Una vez que estén las dos mitades de la hojas más claras, vaciar la manga pastelera, añadir más colorante verde para que el color quede más intenso, remover para que el color se reparta uniformemente y volver a llenar la manga. Después dibujar las hojas más oscuras del mismo modo que las claras.

5. Teñir glasa real de color rojo y añadir agua poco a poco hasta conseguir una consistencia de 20 segundos. Después meter la glasa dentro de una manga pastelera con una boquilla del número 2 y hacer las bayas del mismo modo que se hacen las perlas, la única diferencia es que al no utilizar una consistencia dura tendréis que tener cuidado para que las las bayas que están muy juntas no se fundan entre si, dejando que se sequen antes de seguir haciendo más. Para esto os recomiendo que utilicéis un deshidratador de alimentos, en 5 minutos las bayas ya estarán secas y además, al secarse más rápido, evitaréis que os salgan los típicos cráteres que salen en la glasa cuando se hacen pequeñas zonas con volumen.

6. Para terminar añadir florituras en el marco de la galleta utilizando una manga pastelera con una boquilla del número 1.

Quizás también te interese:

13 pensamientos en “Ramita de acebo con glasa real

  1. tienes una imaginacion y unas manos prodigiosas…de ti salen obras de arte conun estilo tan elegante y refinado que es admirable e inimitable….a ver su algun dia pueda asistir a uno de tus cursos….por ahora un sueño inalcanzable saludos. Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *