Galletas Red Velvet

galletas-red-velvetPara quien no lo sepa, la Red Velvet cake o tarta de terciopelo rojo es un clásico de la repostería tradicional americana. Se caracteriza por el contraste entre el color rojo intenso de su bizcocho y el blanco de su relleno, lo que hace que sea visualmente muy atractiva. Como San Valentín está a la vuelta de la esquina, he decidido hacer una versión de esta tarta en forma de galletas utilizando un cortador con forma de corazón, para que podáis compartirlas con vuestra pareja y un café.

Ingredientes:

Para las galletas:

  • 225 g de harina
  • 1 y ½ cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 140 g de azúcar
  • una pizca de sal
  • 100 g de mantequilla fría
  • 1 huevo mediano
  • 2 cucharaditas de leche
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • colorante alimentario rojo

Para el relleno:

  • 30 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 g de queso de untar
  • 160 g de azúcar glas
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • una pizca de sal

Preparación:

Tamizar la harina, el cacao y la levadura y mezclar con el azúcar y la sal en un bol.
Añadir la mantequilla fría cortada en dados e integrar utilizando un estribo (si no tenéis, podéis conseguir el mismo resultado apretando con un tenedor) hasta que la mezcla tenga un aspecto de migas gruesas.
Incorporar el huevo ligeramente batido, la leche, la vainilla y el colorante. La cantidad de este último dependerá del tipo de colorante, yo utilicé 10 gotas de Red Red de Americolor. Integrar un poco con el estribo y terminar amasando a mano. No amasar demasiado, solo lo justo hasta que todos los ingredientes se integren.
Dividir la masa en dos porciones iguales, estirar una de ellas entre dos hojas de papel de horno hasta dejarla con 2 mm de grosor y deslizarla (sin quitarle las dos hojas de papel) sobre una bandeja. Hacer lo mismo con la otra porción y guardar la bandeja con las dos porciones de masa, una encima de la otra, en la nevera durante 1 hora.
Empezar a precalentar el horno a 170 ºC un poco antes de sacar la masa de la nevera.
Después, cortar una de las porciones utilizando un cortador con forma de corazón y colocar las galletas sobre una bandeja con papel de horno encima. Reutilizar los restos de la masa para hacer más galletas.
Meter la bandeja en el horno y retirarla antes de que las galletas empiecen a dorarse, así evitaréis que el color rojo se apague y se oscurezca. Para saber el tiempo os aconsejo que probéis primero con una galleta. Después dejar las galletas en la misma bandeja hasta que se endurezcan y a continuación pasarlas a una rejilla para que se enfríen del todo.
Hacer lo mismo con la otra porción de masa.

Una vez que todas las galletas estén completamente frías, preparar el relleno:
Tamizar el azúcar glas sobre el bol de la batidora y batirlo con la mantequilla y el queso de untar a una velocidad alta hasta que la mezcla blanquee. Después añadir el extracto de vainilla y la sal y batir un poco más.
Meter la crema en una manga pastelera con una boquilla redonda y dibujar una V sobre una de las galletas. Después colocar otra galleta encima y presionar ligeramente.
Una vez que estén todas las galletas, meter en la nevera hasta que la crema endurezca.

Estas galletas se conservan dentro de un recipiente hermético a temperatura ambiente durante unos 4 días.

galletas-red-velvet-1Encontrarás otras ideas y recetas como esta en Especial San Valentín.

Quizás también te interese:

6 pensamientos en “Galletas Red Velvet

    • Buenas! No sabría que decirte, hace mucho que las hice y no me acuerdo cuantas salieron.
      La levadura es levadura en polvo, el polvo de hornear creo que es lo mismo sólo que aquí en España lo llamamos de la otra manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *