Tarta de chocolate y frambuesa

tarta-chocolate-y-frambuesaSé que lo que más os gusta de todo lo que publico en el blog son las galletas decoradas y lo sé porque es, con diferencia, lo que más visitas recibe. Pero aunque me encanta hacerlas, también me gusta hacer otro tipo de dulces, sobre todo porque se pueden comer sin cargo de conciencia (esto lo digo porque las galletas decoradas son tan bonitas que la mayoría de las veces la gente no se atreve a comérselas).
La receta de hoy es una tarta de chocolate y frambuesa y es muy del estilo de las tartas de Sweetapolita, de hecho para hacer el bizcocho me he basado en una de sus recetas, aunque la he modificado un poco. Para decorarla he utilizado unos macarons, también de chocolate y frambuesa. ¿Os animáis a hacerla?

Ingredientes para una tarta de 15 cm:

Para el bizcocho de chocolate:

  • 150 g de harina de todo uso
  • 65 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 ½ cucharaditas de levadura
  • 1 ½ cucharaditas de bicarbonato
  • ¾ cucharadita de sal
  • 300 g de azúcar
  • 2 huevos medianos, ligeramente batidos
  • 140 g de buttermilk* (lo puedéis comprar o hacerlo casero, abajo os digo cómo)
  • 75 g de aceite de girasol
  • 130 g de café caliente
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Para la crema de mantequilla con merengue suizo y frambuesa:

  • 280 g de claras pasteurizadas
  • 560 g de azúcar
  • 580 g de mantequilla fría, cortada en cubos
  • frambuesa en pasta

Para el baño de chocolate brillante:

  • 180 g de azúcar
  • 110 g de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)
  • 145 g de agua
  • 60 g cacao en polvo sin azúcar
  • 6 g de hojas de gelatina

Para la decoración:

  • 6 macarons de chocolate y frambuesa (ver receta)

* Buttermilk casero: Echar 4 cucharaditas (20 g) de zumo de limón o vinagre blanco sobre 200 g de leche desnatada (que deberá estar a temperatura ambiente). Remover y dejar reposar durante 10 minutos. Pasado este tiempo, remover de nuevo y utilizar la cantidad que pida la receta.

Preparación:

El bizcocho de chocolate:
Precalentar el horno a 180 ºC.
Tamizar y mezclar en el bol de la batidora la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato. Añadir el resto de los ingredientes y batir a velocidad media durante 2 minutos.
Forrar con papel de horno 3 moldes para “layer cake” de 15 cm y después rociar con spray desmoldante.
Verter la mezcla en los 3 moldes. Para aseguraros que todos tienen la misma cantidad  podéis pesarlos en una báscula.
Hornear durante 25-30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.
Dejar enfriar durante 10 minutos dentro de los moldes y después desmoldar boca abajo sobre una rejilla.
Una vez que se hayan enfriado del todo y para que se asiente la miga, envolver cada bizcocho en film de cocina y meter en la nevera hasta el día siguiente.

La crema de mantequilla con merengue suizo y frambuesa:
Batir las claras con el azúcar en un bol resistente al calor utilizando unas varillas manuales. Poner a calentar un poco de agua en un cazo a fuego lento y colocar el bol encima, pero sin que llegue a tocar el agua (baño de vapor). Continuar batiendo hasta que el azúcar se disuelva por completo. El azúcar se disuelve cuando alcanza los 55-60 ºC, pero si no tenéis termómetro podéis comprobarlo cogiendo un poco de la mezcla y frotándola entre los dedos, cuando no notéis los granos del azúcar la mezcla estará lista. Tener mucho cuidado y no calentar en exceso, ya que si no las claras podrían cuajar.
Verter en el bol de la batidora y batir a máxima potencia hasta que al levantar las varillas se formen picos firmes. Esto tardará, más o menos, unos 15 minutos.
Comprobar que el merengue está frío antes de seguir con el siguiente paso y si no es así meterlo en la nevera unos minutos.
Cambiar el accesorio de la batidora y utilizar la pala, en el caso de que vuestra batidora no tenga este accesorio tendréis que hacer este paso a mano con una espátula de silicona. Batir a velocidad lenta mientras incorporáis uno a uno los cubos de mantequilla. No dejar de batir en ningún momento y cuando la mantequilla se haya integrado, subir a velocidad media y batir durante 8 minutos más. Por último agregar la frambuesa en pasta a vuestro gusto y terminar batiendo a velocidad baja.

El montaje:
Cortar una hoja de papel de horno en 4 tiras y colocar alrededor de la base de cartón o el plato en el que queráis presentar la tarta para que no se manche durante el montaje.
Echar un poco de crema en el centro, para que después la tarta no se mueva, y colocar encima el primer bizcocho boca abajo.
Echar encima más crema y distribuir uniformemente con una espátula. Después colocar encima el segundo bizcocho y presionar ligeramente.
Echar de nuevo más crema y volver a distribuir con una espátula. La cantidad de crema que debe ir en cada capa debe ser siempre la misma, así que os recomiendo que uséis una cuchara para bolas de helado como medida y echéis siempre la misma cantidad.
Colocar encima el último bizcocho, también boca abajo, y presionar ligeramente.
Después cubrir toda la tarta, tanto la parte de arriba como los laterales, con una capa fina de crema y alisar con la espátula (esta capa no hace falta que quede perfecta ya que después la taparemos). Meter en la nevera durante una hora para que la miga se selle.
A continuación colocar la tarta sobre una base giratoria y cubrir con otra capa de crema, esta vez muy gruesa; no importa si hay demasiada, ya que iremos retirando lo que sobra, poco a poco, cada vez que la alisemos.
Alisar la parte de arriba con una espátula y después alisar los laterales con una rasqueta metálica (si queréis aquí también podéis utilizar la espátula, pero a mi me resulta más fácil con la rasqueta), para hacerlo bien hacer girar la base con una mano mientras que con la otra mantenéis la rasqueta sin mover, totalmente en vertical y pegada al borde de la tarta.
El secreto para que la superficie de la tarta quede lisa y perfecta es que pasar la espátula y la rasqueta muchas veces, tantas cómo sea necesario. Otro truco que ayuda bastante consiste en mantener la espátula y la rasqueta siempre tibias, sumergiéndolas en agua caliente y secándolas con un paño cada vez que se utilicen.
Una vez que la superficie de la tarta esté completamente lisa, meter en la nevera mientras preparáis el baño de chocolate brillante.

El baño de chocolate brillante y la decoración:
Sumergir las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría para que se hidraten.
Verter en un cazo el azúcar, la nata y el agua y poner al fuego hasta que comience a hervir. Después agregar el cacao y dejar que cueza hasta que alcance los 103 ºC.
Retirar y dejar que enfríe hasta llegar a los 60 ºC. Después añadir la gelatina escurrida y remover para que se disuelva.
Dejar que siga enfriando hasta llegar a los 30 ºC.
En ese momento verter sobre la tarta y pasar la espátula suavemente, desde el centro hacia afuera, para que el chocolate caiga por los lados.
Después, y antes de que empiece a espesarse, colocar los macarons encima.
Por último retirar las tiras de papel de horno con cuidado y guardar la tarta en la nevera hasta el momento de servir. Para que la crema esté suave, os recomiendo que saquéis la tarta de la nevera y la dejéis a temperatura ambiente 1 o 2 horas antes.

tarta-chocolate-y-frambuesa-2Por cierto, ¿a que los macarons tienen un color precioso? Pues no es un efecto de Photoshop, es que los he teñido con Rosa Eléctrico, de Americolor.

tarta-chocolate-y-frambuesa-1¡Y esto es todo, amigos!
Si os ha gustado esta receta, ya sabéis, compartirla en vuestras redes sociales
o dejarme un comentario. ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!

Quizás también te interese:

9 pensamientos en “Tarta de chocolate y frambuesa

  1. Acabo de entrar en su pagina de recetss y trslmente estoy fascinada con su presentacion.No necesito mas para a la brevrdad ñonerlas en practica.Todo se ve delicioso.La felicito.Muchas gracias por compartir.

  2. Pingback: Drip Cakes, las tartas de moda.

    • Muchas gracias!! El glaseado es que es más difícil cogerle el punto… Las galletas a mi también me gustan mucho, siempre que hago dejo unas cuantas sin decorar para comérmelas. Je je

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *