Mini tartaletas de chocolate y naranja amarga

tartaletas-chocolate-naranjaEsta es la receta con la que me presenté a “The Chocolate Challenge”, un reto organizado por Chocolates Valor en el que se buscaban, para aparecer en un libro, las 12 mejores recetas de chocolate del 2016. Finalmente mi receta no fue elegida, ni por el jurado ni por votación popular, pero aún así os quiero dar las gracias a todos los que me votasteis. ¡Muchísimas gracias! Y además aprovecho para darles mi más sincera enhorabuena a los autores de las recetas ganadoras, ¡tienen todas una pinta deliciosa!

Ingredientes para 20 mini tartaletas de 6,5 cm:

Para las mini tartaletas:

  • 250 g de harina de repostería
  • 120 g de mantequilla fría
  • 100 g de azúcar glas
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 huevo M

Para el relleno:

  • mermelada de naranja amarga
  • 150 g de Chocolate Puro Postres Valor
  • 225 g de nata líquida para montar
  • 35 g de sirope de maíz, glucosa o miel

 Para la decoración:

  • 1 naranja
  • 200 g de agua
  • 100 g de azúcar
  • ¼ cucharadita de cúrcuma

Preparación:

Prepara la masa de las mini tartaletas:
Echa la harina en un bol.
Añade la mantequilla fría cortada en dados e intégrala utilizando un estribo hasta que la mezcla tenga un aspecto como de migas gruesas. Si no tienes un estribo puedes utilizar un tenedor, pero en ningún caso te recomiendo que uses los dedos ya que podrías calentar demasiado la masa.
Añade el azúcar glas y la sal y mezcla bien.
Bate el huevo e incorpóralo a la mezcla utilizando también el estribo.
Vuelca la mezcla en la encimera y termina de integrar todos los ingredientes a mano procurando amasar lo menos posible.
Una vez que consigas una masa homogénea, haz una bola con ella y divídela en dos.
Coge una de las mitades, colócala sobre una hoja de papel de horno y aplástala un poco con la palma de la mano. Después coloca otra hoja de papel de horno encima y alisa con un rodillo hasta dejar la masa con unos 2 mm de grosor. Para ello puedes utilizar un rodillo con discos niveladores o utilizar un rodillo normal y colocar dos tablillas niveladoras a los lados. Una vez que la masa esté completamente lisa, deslízala (sin quitarle las dos hojas de papel) sobre una bandeja y haz lo mismo con la otra porción de masa. Después mete la bandeja en la nevera durante 1 hora.

Mientras se enfría la masa prepara las tiras de naranja confitada:
Lava la naranja y sécala bien.
Corta con un cuchillo afilado la parte de arriba y la parte de abajo. Después haz 4 cortes de arriba a abajo y quítale la piel con los dedos.
Retira la parte blanca con el cuchillo y después corta cada una de las 4 partes en tiras muy finas. Córtalas a lo ancho para que las tiras no queden muy largas.
Pon el agua, el azúcar y las tiras de naranja en un cazo pequeño para que la naranja quede bien cubierta. Después pon el cazo a fuego entre bajo y medio y remueve constantemente para que la naranja no se queme. Cuida de que el agua no llegue a hervir a borbotones, la naranja se tiene que cocer lentamente. Para que la naranja quede más bonita puedes añadir cúrcuma, que además de ser un colorante natural potenciará el sabor de la naranja.
Cuando veas que la naranja empieza a volverse transparente retira el cazo del fuego. En ese momento el agua habrá reducido bastante, como a ¼ parte. Esto tardará, más o menos, 1 hora.
Guarda las tiras de naranja confitada en un bote de cristal y cúbrelas con el almíbar. Una vez que se hayan enfriado las podrás guardar en la nevera hasta su uso.

Ahora es el momento de cortar la masa y hornear las mini tartaletas:
Precalienta el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.
Saca una de las porciones de masa de la nevera y colócala sobre la encimera. Después retira el papel de horno que se encuentra arriba.
Utiliza un cortapastas circular que sea un poco más grande que tus moldes de mini tartaletas y corta la masa.
Coloca los discos de masa en el centro de los moldes y presiona con los dedos sobre el fondo y los laterales para que quede bien pegada. La masa tiene que llegar justo al borde del molde, así que si te sobra córtala.
Cuando tengas todas las mini tartaletas, hazles agujeros en la base con un palillo para que durante el horneado salga el vapor y no se creen burbujas.
Hornéalas durante 10-12 minutos o hasta que estén doraditas. Después déjalas unos minutos en los moldes para no quemarte y a continuación desmóldalas y colócalas sobre una rejilla hasta que se enfríen completamente.
Saca la otra porción de masa de la nevera y repite todo el proceso.

Una vez frías las mini tartaletas prepara el relleno y rellénalas:
Corta el chocolate en trocitos y derrítelo al baño maría.
Pon la nata y el sirope de maíz en un cazo y remueve bien. Después pon el cazo en el fuego hasta que empiece a hervir.
Vierte el contenido del cazo sobre el chocolate en tres veces y remueve lentamente con una espátula tras cada adicción. Sigue removiendo hasta que obtengas una ganache lisa y homogénea.
Pon un poco de mermelada en el fondo de cada mini tartaleta. Después vierte encima la ganache.
Una vez rellenadas todas las mini tartaletas, mételas en la nevera durante 2 o 3 horas hasta que la ganache se solidifique.

Para terminar decora las mini tartaletas con tiras de naranja confitada:
Coge una a una las tiras de naranja confitada que tenías reservadas, escúrrelas y colócalas en el centro de las mini tartaletas. Coloca dos tiras en cada una de ellas.
Deja las mini tartaletas a temperatura ambiente hasta el momento de consumir.

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *