Monedas chinas de la suerte

galletas-monedas-chinasEstas galletas están inspiradas en unas antiguas monedas chinas, aunque evidentemente son más grandes. Las galletas son de chocolate y para la decoración, como siempre, he utilizado glasa real y colorantes alimentarios. Para la textura del fondo he aprovechado la textura de la propia galleta, simplemente he pintado encima. Así que a los que no os gusta mucho el sabor de la glasa real, estas galletas seguro os encantará.

Sigue leyendo

Trufas rosadas de cava

trufas-rosadas-cavaDentro de poco es San Valentín y ya sabemos que es un día muy comercial, así que este año te propongo que le regales a tu pareja algo hecho por tí mismo, como estas elegantes y delicadas trufas rosadas de cava. Seguro que le parece una idea muy romántica.

Sigue leyendo

Corazón Steampunk

galleta-corazon-steampunkSi quieres hacer una galleta diferente para este San Valentín puedes hacer una galleta de chocolate con forma de corazón y decorarla con una estética Steampunk. Encontrarás un completo paso a paso para hacer y decorar esta galleta en mi libro “El arte de las galletas decoradas”. Además, al final del libro encontrarás las plantillas de todos los elementos para que las copies y te quede exactamente igual.

Mini tartaletas de chocolate y naranja amarga

tartaletas-chocolate-naranjaEsta es la receta con la que me presenté a “The Chocolate Challenge”, un reto organizado por Chocolates Valor en el que se buscaban, para aparecer en un libro, las 12 mejores recetas de chocolate del 2016. Finalmente mi receta no fue elegida, ni por el jurado ni por votación popular, pero aún así os quiero dar las gracias a todos los que me votasteis. ¡Muchísimas gracias! Y además aprovecho para darles mi más sincera enhorabuena a los autores de las recetas ganadoras, ¡tienen todas una pinta deliciosa!

Sigue leyendo

Receta dulce para el Día de los Santos Inocentes

emoticonos-comestiblesEl lunes que viene es 28 de Diciembre, Día de los Santos Inocentes, y como es costumbre en España es un día para hacer bromas de todo tipo. Este dulce no puede decirse que sea una broma, porque no sabe mal ni nada parecido, pero es gracioso por su parecido con el famoso emoticono de WhatsApp. La primera vez que lo hice no le puse ni ojos ni boca, ya que en realidad es un a receta tradicional y mi intención no era que hiciera gracia; pero la verdad es que la hizo y mucha. Los llevé a una cena con amigos y todos querían hacerse fotos con ellos. Así que esta vez le he sacado partido a la forma y les he añadido una simpática carita.

Sigue leyendo